0

No hay productos en la cesta.

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Empresa

EMPRESA

Piñonsol es una empresa cooperativa, creada para comercializar directamente el producto de sus socios. La fundamos en 2003 un grupo de piñoneros, recolectores de piña y conservadores del pinar. Nuestro objetivo era hacer llegar al mercado nuestros piñones con el lema:

“del pinar a la mesa“

En 2013, la plaga del Leptoglossus occidentalis se extendió por toda la península ibérica. Desde entonces sufrimos una progresiva y drástica reducción de las cosechas de piña, que ha llevado a todo el sector del piñón a una profunda reconversión. En Piñonsol nos hemos abierto a nuevos cultivos, incorporando a otros productores de nuestra zona, siempre con la misma filosofía: trazabilidad desde el origen y defensa de la calidad.

2003

Constitución de la cooperativa

2005

Apertura de sus instalaciones

2008

Comienzo de su actividad exportadora

2015

Premio “Piñón de Oro”

2017

Premio a la Mejor Iniciativa Cooperativa

2019

Premio Surcos a Mejor Cooperativa

2020

Comienza el proyecto de procesado de pistacho

2022

Lanzamiento de la nueva marca Otropoco

PRODUCTORES

Dicen que Toro es una buena tierra para producir pistachos y él lo hace poniendo en su trabajo todo el cuidado que requiere el cultivo y todo el amor por la tierra que le caracteriza.

Santos Calvo
Pistachero


“Soy agricultor, he dedicado toda mi vida al campo. En la zona de Toro tengo viñedo, remolacha, patatas y ahora pistachos”.

Recolecta las piñas entre noviembre y abril, cuando la savia del pino permite su cosecha sin dañar el árbol. Las almacena y las abre al sol de Castilla, para que el piñón conserve todas sus características naturales.

Mariano Sanz
Piñonero.


“Mi familia ha vivido siempre del piñón. Mi abuelo subía a los pinos para recoger las piñas, yo vi a mi padre hacerlo y ahora sigo la tradición familiar”.
INSTALACIONES

Castilla y León tiene 98.000 Hectáreas de pino piñonero y Pedrajas de San Esteban es la villa piñonera por excelencia, por eso la cooperativa se creó aquí.

Nuestra cooperativa ocupa un terreno de 3.000 metros cuadrados, en el que hemos construido las naves, dotadas de toda la maquinaria necesaria para la elaboración del piñón, que incluye una potente cascadora, lavadero, seleccionadora electrónica y una cámara frigorífica de gran capacidad, que permite conservar el piñón en óptimas condiciones hasta su venta.

Hemos ampliado las instalaciones iniciales incorporado la maquinaria necesaria para el procesado y selección del pistacho, respetando los mismos requisitos de sanidad y seguridad alimentaria que ya teníamos implantados para la elaboración de piñón.

Por último, el envasado en nuestra propia fábrica termina un proceso que empieza en el campo y termina en la mesa de nuestros clientes y consumidores, a los que aseguramos un producto enteramente trazable, con garantía de origen y de máxima calidad.

Reproducir vídeo